Nuevo sistema para presentar la declaración de la Renta por Internet

La Agencia Tributaria pondrá en marcha este año laPlataforma Renta Web, un servicio ideado para facilitar la presentación de la declaración de la renta. Hasta ahora, las dos principales vías para presentar el IRPF eran a través del borrador del IRPF que facilita la Agencia Tributaria o con el programa PADRE, donde el usuario rellena los campos de la declaración de la renta. Ahora, con la plataforma Renta Web, la Agencia Tributaria intenta hacer converger lo mejor de cada modelo.

En todo caso, no desaparece ni el borrador ni el Programa Padre, sino que ambos modelos se integran dentro de Renta Web para ofrecer, según fuentes de la Agencia Tributaria, un servicio más interactivo o dinámico. Por ejemplo, los contribuyentes que declaren a través de Padre ya no deberán instalar el programa informático, ni tener la última versión de Java. Hacienda recuerda que cada vez más contribuyentes utilizan tabletas o teléfonos para realizar trámites fiscales en lugar de ordenadores.

La plataforma Renta Web también será la vía para que los contribuyentes presenten la declaración a través del borrador. El servicio permite al contribuyente incorporar a éste, alojado en los servidores de la Agencia, los datos fiscales que no hayan sido recogidos por Hacienda, para así tramitar la declaración con mayor facilidad. El sistema Renta WEB solo será posible para los contribuyentes que no hayan recibido ingresos por actividades económicas. Los que sí hayan disfrutado de esta vía de ingresos deberán confeccionar la declaración a través del programa PADRE.

En todo caso, el sistema recién presentado también amplía el colectivo que recibe el borrador. El año pasado, por ejemplo, no recibían ni podían confirmar el borrador contribuyentes que habían vendido un inmueble, obtenían rendimientos de capital inmobiliario, ganancias patrimoniales sin retención o declaraban imputaciones de más de ocho inmuebles. Ahora, este colectivo sí que recibirá el borrador y podrá confirmarlo. El único colectivo que no podrá utilizar el programa Padre son los que obtienen rendimientos de actividades económicas.

Como siempre, el contribuyente debe revisar el borrador, que no deja de ser una propuesta de declaración que elabora Hacienda con los datos de los que dispone. La Agencia Tributaria tiene mucha información, especialmente de los declarantes cuyas rentas se limitan al trabajo asalariado. Sin embargo, cuando existen operaciones más complejas (transmisiones de inmuebles, ganancias patrimoniales sin retención, derechos de imagen), hay datos que no están en disposición de la base de datos de la Agencia Tributaria.

El borrador de la renta que remite Hacienda a los contribuyentes alertará en el caso de que sea necesario de que el contribuyente complete ciertas casillas. Internamente, la Agencia Tributaria diferencia entre datos negros, azules y rojos. Los negros son aquellos que no ofrecen problemas porque Hacienda tiene toda la información. Por ejemplo, las retenciones que ha sufrido en su nómina un asalariado. Los datos azules son aquellos en que la información de Hacienda es amplía, pero no completa. Los datos negros derivan de operaciones más complejas y en las que la información de Hacienda es limitada.

En cualquier caso, el borrador incluirá toda los datos que tenga Hacienda. Por ejemplo, si un contribuyente ha vendido un inmueble, Hacienda incluirá los datos que conozca y alertará al declarante que debe rellenar otros campos.

Para completar la declaración a través del sistema Renta WEB es necesario darse de alta en el sistema cl@ve PIN. También, si el borrador incorporado en el sistema es correcto, el contribuyente puede presentar la declaración por vía telefónica, indicando el número de referencia.

La campaña de la renta se iniciará el 6 de abril, fecha en la que los contribuyentes podrán acceder a Renta Web y presentar telemáticamente su declaración. La campaña presencial se inicia el 10 de mayo y finaliza el 30 de junio.